Contacto     impresa    

No existen noticias en esta lista.

 

















La biografía de Max Klinger

"Die blaue Stunde"

Max Klinger nació el 18 de febrero de 1857 como segundo hijo de una familia de fabricantes de jabón. Sus primeras clases de dibujo las recibió en la escuela de los domingos. Después de terminar el bachillerato medio, comenzó su formación artística en 1874 en Karlsruhe, continuándola en Berlín, Munich y París. Vivió en Roma desde 1.888 hasta 1893, lo cual marco en gran medida su desarrollo artístico, en especial Anrnold Böcking influenció su trabajo durante este tiempo. En Roma también terminó completamente su obra "La hora azul". (Una copia de esta pintura al öleo se encuentra en nuestro colegio "Autorretrato". Klinger aparece en primera instancia por medio de virtuosas aguafuertes como "Eva y el futuro", 1980; "Parafrase sobre el encuentro de un guante", 1881) pero también por medio de ("La sentencia de París", 1886-1887 Museo de la historia del arte, Viena).

"Yo vivo en mi y deambulo en los reflejos de mis ojos: luz de gas - espejo- Personas". Klinger, escribió esa frase en su diario en 1883; él absorbía su entorno con los ojos.

La pintura era para él, el medio que preservaba ei "mundo exterior". La fantasía se podía expresar únicamente en el dibujo y en el aguafuerte. En este sentido Klinger trabajó con ambas técnicas, anexando su talento. El mundo exterior y el interior lo inspiraban equitativamente, siempre los vio como opuestos.

En 1896 después de su regreso con la obra "Beethoven" Max Klinger adquirió una casa propia en Leipzig en el barrio Plagwitz. En 1897 se convirtió en Profesor de la Academia de Artes Gráficas de Leipzig. Otro de los reconocimientos hechos en su honor fue su elección como miembro oficial de la Academia en Munich y Berlín y como miembro corresponsal de la Sesión de Viena acabada de fundar.

 

En 1898 conoció Klinger la escritora vienesa Elsa Asenijeff, quien fixe por 15 años su modelo, compañera de vida y madre de su único hijo.

En los últimos años del siglo 19 emigró Klinger a la escultura y creó esculturas muy expresivas de diferentes materiales y de varios colores, en especial Mármol, marfil, y Alabaster a estas obras pertenecen: "El Nuevo Salomón" y "Casandra".

En 1902 terminó su trabajo sobre "Beethoven". El monumento de 3,1 metros de altura fue elegido como el punto central de la exposición de la sección vienesa del Museo de Artes Gráficas de Leipzig , y se puso a disposición como préstamo donativo a la Gewandhaus de Leipzig.

"Nietzsche" Alrededor de 1915 creó otras obras, como las pinturas para el aula de la universidad de Leipzig que se destruyeron en la segunda guerra mundial, entre ellas: los bustos de Listzt, Nietzsche y Wagner, las pinturas de Johannes Brahms y Ernst Abbe, como también algunos trabajos gráficos.

Fue doctor por honor en distintas universidades y también miembro de honor en academias extranjeras y nacionales. Muchas condecoraciones y títulos llevaron a Klinger a lo más alto de su carrera.

Después de un accidente en el taller de Leipzig y un ataque de apoplejia Klinger se trasladó a su finca en Grobjena en Naumbürg. Pocos meses después se caso con su modelo Gertrud Bock. El cuatro de julio de 1920 murió.